Rally Dakar. Competición y Aventura Humana.El Rally Dakar, a lo largo de sus 34 ediciones, se ha convertido no solamente en una prueba automovilística de renombre internacional sino en un gran evento social, reuniendo equipos, profesionales y amateur, de todos los rincones del mundo, donde la satisfacción de llegar a la meta para algunos puede ser de importancia tan relevante como para otros alcanzar la victoria absoluta. Incluso para muchos equipos como el nuestro, estar en la salida se convierte en un privilegio, resultado de todo un año de dedicación y trabajo.

El Dakar es una competición de resistencia, de complejidad técnica y logística donde todos los componentes del equipo son importantes, de preparación completa y exigente, de una deportividad inusual entre los participantes donde cada etapa representa una nueva aventura y un sinfín de decisiones para otro tanto de imprevistos, de la fascinación de los paisajes y los grandes horizontes de unos países que entre todos conseguimos que se asomen un poco más al mundo … C’est le Dakar.

Nuestro equipo, Guardia Civil Rally Raid, ha participado en 12 ediciones del Rally Dakar, conformando muchos miles de kilómetros recorridos, decenas de desiertos franqueados, y conociendo grandes amigos con los que compartimos valores personales, ideales deportivos y también el calor del “bivouac”.

Rally Dakar. Competición y Aventura Humana.Igualmente hemos conocido el lado más humano de grandes campeones mundiales, comprobando el respeto que la pista y la arena nos inspiran a todos, la fascinación de los paisajes naturales y el agradecimiento de sus gentes, compartiendo vivencias, éxitos y prestigio con nuestros patrocinadores. En definitiva motivos suficientes para que cada año trabajemos con la gran ilusión de volver a participar.

Ninguna participación ha sido fácil, unas veces con más medios y apoyos y otras con muchos menos, tanto en las responsabilidades de consecución de objetivos deportivos como de imagen. No en vano la tripulación formada por José Manuel Salinero y Montse Ruiz obtuvieron clasificaciones continuadas entre los 15 primeros en la durísima edición del 2004, convirtiéndose esta última en la primera española en finalizar un Rally Dakar en competición y a día de hoy la única en la categoría de coches. José Manuel, por su parte, consiguió la victoria en la categoría de "solo" sin copiloto en el Dakar 2009. Pero otras participaciones han sido mucho más difíciles por falta de apoyos y recursos, acudiendo sin asistencia, sin recambios o neumáticos usados que han hecho permanecer a los pilotos más de 30 horas en pista hasta conseguir reparar.

Rally Dakar. Competición y Aventura Humana.Pero no por ello se ha dejado de tener espíritu deportivo, la mayor ambición se convertía en conseguir llegar a meta, aunque se haya hecho fuera de carrera con la tristeza de no haber podido subir al podium de los finalistas, pero orgullosos de haber llegado, dejando una gran experiencia deportiva y personal y sabiendo estar con dignidad en cada momento y en cada situación.

La riqueza humana de los habitantes que hemos conocido, antes en los países africanos y ahora en los sudamericanos, es uno de los grandes alicientes, provocando multitud de sinergias como colaboraciones y proyectos solidarios, donde siempre que surja una oportunidad estaremos al lado de los más necesitados, interactuando con la población infantil como ya habíamos realizados en anteriores ediciones.

La consolidación del Rally Dakar en los países sudamericanos nos ha permitido conocer estos países hermanos mucho más de cerca. La difícil coyuntura económica hace mucho más atractivo este evento deportivo, siendo el mejor escaparate para estos países emergentes y grandes oportunidades económicas para muchos patrocinadores.

MACRO DISEÑO WEB